Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Antonio García, segundo al mando del ELN
Antonio García, segundo al mando del ELN.
AFP

Antonio Garcíamiembro del Comando Central (Coce) del ELN, aseguró en declaraciones para la página web de esa guerrilla que la credibilidad del gobierno "quedaría seriamente afectada", de no continuarse con las conversaciones de paz.

El segundo al mando del grupo subversivo insistió en que debe haber garantías para el regreso a Colombia de la delegación negociadora que está en Cuba.

“Un protocolo de ruptura es un seguro técnico. Al no haber acuerdos, a la guerrilla se le debe garantizar un retorno de manera segura, así como salió a dialogar; es un pacto de caballeros, unas reglas para garantizar el retorno de la delegación”, reiteró García.

Más enDuque sobre el ELN: no puedo ser hipócrita con la comunidad internacional

El jefe guerrillero señaló que no hay ninguna cláusula en el Acuerdo de Agenda que diga que existe un acuerdo inicial donde establezca que “de entrada, la guerrilla deja de ser guerrilla para negociar”. Acotó que “es la gran confusión que tiene este Gobierno y se maneja en la matriz mediática”.

García subrayó que con la decisión del presidente Iván Duque de ordenar la captura de los jefes de esa guerrilla y no reiniciar conversaciones, se han modificado posibles escenarios a futuro.

“ ¿Qué hubiese pasado si la mesa hubiese estado en Colombia? Casi que nadie querrá negociar en tierra colombiana, y a lo mejor ni en el exterior. También se está invalidando a cualquier Gobierno que quiera oficiar de Garante. Es un mal ejemplo para otros Gobiernos”, señala García.

El presidente Duque ordenó hace algunos semanas la reactivación de las órdenes de captura a los jefes del ELN que están en Cuba, tras el atentado terrorista contra la escuela de cadetes General Santander, que dejó 22 personas muertas y más de 60 heridas.

Más enAsí está distribuido el ELN en Colombia, según informes de inteligencia

Duque también pidió al gobierno cubano que detenga y entregue a las autoridades colombianas a los negociadores guerrilleros, para que se haga justicia.

Ante esto, García añadió que el Gobierno Duque quiso diferenciarse tanto de Santos, “que terminó no haciendo nada en estos 6 meses de gobierno que lleva, a lo mejor no tenía una política clara, se notó que estaba improvisando”.

García  indicó que el alto comisionado de Paz, Miguel Ceballosse inhabilitó ya que no tenía claros sus roles. Por ejemplo, ¿qué hace un Comisionado que considera que la legalidad está por encima de la solución de un conflicto, cuando el conflicto no se ha negociado?”.

Concluye que para Ceballos “es lógico que piense que la guerrilla debe someterse a dicha legalidad, y por ese camino de entrada niega cualquier negociación, pues considera que debe haber sometimiento ”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.