Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Irregularidades en la medición de consumos, facturación y tarifas de los servicios durante el aislamiento social obligatorio
Irregularidades en la medición de consumos, facturación y tarifas de los servicios durante el aislamiento social obligatorio
Archivo Alerta Tolima

En octubre del año pasado, el ministerio de Minas y Energía -en cabeza de Irene Vélez- firmó con más de 82 empresas el ‘Pacto por la Justicia Tarifaria’, con el propósito de que los colombianos vieran una reducción en su tarifa de energía. 

Pero lo cierto es que durante este año, los usuarios en diferentes regiones del país han manifestado incrementos significativos en sus facturas de la luz eléctrica, sobre todo en la Costa Caribe

Para Yulieth Torres, habitante de Barranquilla, el servicio de la luz cada vez es más costoso. 

"Uno siente que todo lo que trabaja es para pagar luz. Dejé de usar aire acondicionado pero aún así sigue llegando caro el recibo", dijo. 

Lea también: 'Trabajamos en una regulación que proteja a los usuarios en el incremento de la energía: Minminas

Alberto Rodríguez también aseguró estar afectado del alto costos de las tarifas de energía: "Uno tiene que economizar. En el día ya no se pueden prender los abanicos porque aunque ha hecho calor, con la subida de la energía, a uno le da miedo prender cualquier electrodoméstico porque eso se refleja en la factura". 

El costo de la luz eléctrica que pagan todos los usuarios en el país  depende de varios factores, uno de ellos es el clima.

Las hidroeléctricas y la bolsa 

Este es el caso de las generadoras hidráulicas -como pasa con Hidroituango, por ejemplo- ya que los embalses deben continuar en un buen nivel de agua para evitar un posible desabastecimiento, aun con la llega del llamado 'fenómeno del niño', que implica sequía, lo que significa debe empezar a ahorrar.

La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, ha dicho que con el denominado ‘cargo por confiabilidad’ que pagan los colombianos desde el año 2016, las generadoras deberían estar listas para afrontar este fenómeno y evitar un apagón. 

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la electricidad que se consume en Colombia se negocia 80 % en contratos de largo plazo, dentro de un libre mercado y cuyo cumplimiento se ejecuta en varios años, mientras que el  20% restante se negocia en bolsa.

Este es otro de los factores que contribuye al incremento en la factura de luz, pues las empresas prestadoras del servicio que no tienen contratos previos deben comprar el suministro eléctrico en la bolsa energética. Y los precios pueden ser más volátiles, lo que se ve reflejado en la tarifa que paga el usuario final. 

Época de sequía

La ministra Vélez señaló que "generalmente en época del 'fenómeno del niño' las tarifas suben, sobre todo la energía en el Spot; es decir, la bolsa de energía que es lo que se comercializa en el día a día. Eso suele subir".

De acuerdo con Camilo Manzur, presidente de la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía Eléctrica (Asocodis), en los últimos meses el costo de la electricidad ha sido inferior a la variación del IPC índice de precios al consumidor (inflación). 

"Desde septiembre de 2022 a abril de 2023 las tarifas han crecido cerca de 4.6% y en ese mismo periodo la inflación ha crecido 8.3%. En promedio, las tarifas han estado por debajo de la inflación como consecuencia del pacto", agregó.

Lea también: Colombia tiene reservas de gas para 8 años: Centro Regional de Estudios de Energía

Alejandro Castañeda, presidente de Andeg, el gremio de las termoeléctricas, señaló a RCN Radio aseguró que el precio en bolsa de energía que impacta en un porcentaje a los usuarios, sube porque "las hidroeléctricas tienen que empezar a guardar agua porque tiene que recuperarse del 58%. El nivel actual era hasta un 75% en noviembre, pero esto se ve afectado con la llegada del fenómeno del niño". 

"Cada $100 que sube la cotización en la bolsa de energía afecta cerca del 2% en la tarifa que paga en la factura el usuario final", añadió Catañeda. 

La ministra Vélez reveló que “estamos invitando a las generadoras vender a las comercializadoras con contratos de largo plazo para que estas últimas no tengan que comprar una energía en Bolsa más  cara y que eso lo termine percibiendo el consumidor final”. 

Por ahora, las entidades prestadoras del servicios piden a los usuarios ser austeros con el uso  de la luz sobre todo en épocas de sequía.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.