Cargando contenido

Foto referencial



El gerente de las zonas veredales, Carlos Córdoba, confirmó que en la vereda El Gallo en Tierralta, Córdoba, no se han podido iniciar las labores de adecuación del terreno debido a problemas que tiene por brotes de paludismo y malaria.

De hecho, fuentes del Gobierno confirmaron que algunos guerrilleros que se encuentran en los puntos de preagrupamiento han tenido síntomas de estas enfermedades, por lo que no se han podido trasladar hacia la zona veredal.

Sin embargo, el gerente de las zonas veredales aseguró que los predios en esta región del país ya se encuentran arrendados y se está a la espera de unas “fumigaciones” que se están realizando para iniciar las labores de adecuación.

Cabe recordar que el 31 de diciembre del año pasado el líder de las Farc, Pastor Alape, tuvo que ir a un centro médico porque tenía los síntomas de malaria y paludismo.

A pesar de esto, el Gobierno aseguró que esta zona veredal no está en riesgo de ser eliminada y se espera que en el transcurso de las semanas se pueda avanzar.