Cargando contenido

Foto: Colprensa



En una carta enviada desde La Habana a los integrantes del movimiento político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común y a su militancia, Rodrigo Londoño, jefe de esa colectividad, pide conformar Unidades Tácticas del Común para difundir su plataforma ideológica y retomar la ‘desconfianza constructiva’ para proteger sus vidas y evitar atentados.

Timochenko quien permanece en Cuba, señala que la consolidación de la paz en Colombia depende de los miembros de la Farc que tienen la posibilidad de llegar al Congreso de la República y a la misma Presidencia a través de la vía electoral.

“Claro está que lograrlo va a depender que cada uno de nosotros lo hagamos bien, que de verdad nos convirtamos en UTC, Unidades Tácticas Del Común, donde quiera que resida o se encuentre uno o más militantes de Farc. Vamos a llenar a Colombia a lo largo y ancho de UTCs, cuya primera tarea será instalar la Casa de los comunes: centros de difusión de nuestra plataforma, comandos de dirección y organización de la campaña, centros de encuentro de los jóvenes, las mujeres, los artistas, es decir de las mujeres y hombres del COMÚN”, enfatiza Timochenko en su carta.

Advierte que hay un sector minoritario de la clase dirigente “que quiere asesinar y desaparecer cualquier opción política que represente los interés del Común. De ahí camaradas que no podemos dejar olvidar el “espíritu conspirativo” aprendido durante tantos años de lucha y actuar con base en él, esta vez no para actuar contra el Estado, si no, para impedir que nos aniquilen”.

Timochenko recomienda mantener la disciplina y advierte que más que nunca se hace vigente el principio de vigilancia revolucionaria.

“En los desplazamientos, asegurarnos muy bien a donde vayamos a llegar, no frecuentar sitios riesgosos y si toca hacerlo tomar las medidas, mucho cuidado con lo que escribimos o hablamos por teléfono, hay que mantener el principio de que si vamos para el norte, hacerle creer a los que nos quieren hacer desaparecer que vamos para el sur, establecer mecanismos distintos al teléfono para concertar citas o convocar reuniones y si toca utilizarlos establecer de antemano unos códigos”.

También pide retomar el principio de ‘la desconfianza constructiva’, que dice, “está bien explicado en la cartilla de orden abierto. En nuestras manos está el impedir que los que no quieren la paz en Colombia logren su objetivo ”.

Finalmente, Timochenko recuerda que aceptó asumir la candidatura de las Farc a la presidencia con dos condiciones: “primero que se frenen las voces discordantes y fatalistas y segundo que vamos a trabajar convencidos en que vamos a ganar por encima de las trabas y obstáculos que se nos presente”.