Luego de que el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas le pidiera a su colega de Hacienda, Mauricio Cárdenas, una adición en el presupuesto del 2017, de $750.000 millones, este último le envió el mensaje de que el gobierno debe apretarse el cinturón, debido a la actual coyuntura fiscal que vive el país.

Así lo indicó Cárdenas Santamaría al término de un debate que sobre el presupuesto del año entrante realizaron las condiciones económicas conjuntas de Senado y Cámara.

"Debemos todos en el sector público recortar al máximo en todas las áreas donde se pueda y solo mantener las partidas que tengan gran impacto sobre la población", expresó.

Aclaró que el de Defensa sigue siendo el segundo presupuesto más alto en el gobierno, "ya que es un sector prioritario, esencial, porque todos sabemos que el acuerdo de paz va a permitir la reconciliación entre los colombianos pero todavía hay unas necesidades enormes de fortalecer la seguridad ciudadana, de manera que se mantendrá el presupuesto para el sector defensa".

Indicó que todos los sectores incluidos en el presupuesto del 2017 tienen enormes necesidades pero el país está en una coyuntura de falta de recursos, "y por ende vamos a tener una disminución en los montos. Vamos a tener que poner en práctica mucha eficiencia y tener mucho ahorro sin afectar los programas sociales para las comunidades más vulnerables".

Sostuvo que se buscará recomponer el presupuesto de Minas y Energía para evitar que se desfinancie el subsidio que se le entrega a los estratos 1 2 y 3 para el caso de los servicios públicos.

El proyecto de presupuesto del 2017 prevé una partida de 28.5 billones de pesos para la cartera de la defensa. El ministro Villegas pidió estos recursos adicionales durante el debate que sobre el presupuesto se dio en el Congreso de la República.