Protesta del sector salud en Bogotá / Foto RCN La Radio

En diferentes ciudades del país se realizan plantones y marchas para advertir de la crisis en el sector. Hospitales de la Red Pública y clínicas privadas del país se unieron para protestar de manera pacífica y simbólica por la crisis financiera de la salud, que según ellos, se debe principalmente a las deudas que tienen las EPS con los hospitales y clínicas del país. En Bogotá, alrededor de 150 personas salieron a manifestar frente al Hospital Centro Oriente, ubicado en el barrio la Perseverancia. Su consigna, exigirle al Gobierno que las EPS se pongan al día con las deudas y evitar de esa manera una crisis que derive en el cierre de los hospitales. "En Bogotá más de 380 mil millones de pesos deben las EPS, en particular con el hospital Centro Oriente, le deben 9.200 millones de pesos; de ser así, no podremos seguir atendiendo usuarios", comentó Algemiro Rincón, asesor de planeación del Hospital Centro Oriente. En Barranquilla, trabajadores del Hospital Cari salieron a las calles a protestar por los 70 mil millones de pesos que adeudan las Entidades Prestadoras de Salud en la ciudad y los 350 mil millones de pesos en la Región Caribe. "Creemos que con los dineros que anunció el Ministro de Salud (Alejandro Gaviria), la situación puede mejorar de manera rápida porque esto es una deuda que aumenta día a día", dijo uno de los protestantes. En el hospital Niño Jesús también se registró un plantón de trabajadores esperando una solución para que las EPS se pongan al día con la deuda. En Ibagué, Tolima, desde primeras horas de la mañana los 270 empleados de la clínica Minerva, en proceso de liquidación, se ubicaron frente a la sede de la entidad para exigir soluciones al Gobierno Nacional y el pago de 17 mil millones de pesos que les adeudan las EPS. Derly Vélez, bacterióloga de la clínica, dijo que "es una crisis total que afecta a toda la población del Tolima. No tener servicios de salud es lo peor que nos puede pasar a todos y lo más grave es que no hay soluciones por parte del Gobierno que dejó avanzar el problema y ahora estamos pagando las consecuencias". Ante el anuncio de liquidación y cierre de la institución, más de 270 empleados entre personal médico y administrativo se quedarán sin empleo. Lizeth Bogotá, enfermera de la Minerva, afirmó que el futuro es incierto ante la crisis que enfrenta la clínica. "Es terrible y triste quedarnos sin trabajo y ver cómo desaparece una entidad que por 70 años ha ofrecido un servicio de calidad a los tolimenses", indicó. En Medellín, bajo al premisa: "Si el derecho a la salud es de todos; la crisis del sector es de todos", trabajadores de hospitales y clínicas adelantaron un plantón en la Avenida Oriental, en el centro de la ciudad. La directora del Instituto Neurológico de Colombia, Martha Elena Jiménez, le pidió al presidente Juan Manuel Santos que adelante las gestiones necesarias para que las EPS cancelen las deudas a los hospitales de Antioquia. "No podemos continuar con los problemas de los hospitales y Clínicas del departamento, que nos está llevando a no tener tranquilidad en la prestación de los servicios. Hemos hecho una reestructuración con 47 personas de la institución", señaló Marta Elena Jiménez. Las deudas a los hospitales en Antioquia superan el 1 billón 467 mil millones de pesos.