El mandatario distrital indicó que es infundado el rechazo a las nuevas tecnologías que se están implementando en Bogotá, y que se ha vuelto costumbre “el atacar a Petro antes de investigar”.

“En la ciudad de Bogotá, traer un invento se convirtió en un tema de cárcel. Tengo que decir con mucha sinceridad, y esperando que a María Gilma Gómez (ex directora de la UMV suspendida del cargo) no le pase nada, si eso se convierte en un hecho, en que traer un invento sea cárcel en Colombia, esta ciudad no se puede sostener, porque estas ciudades sólo se sostienen a partir de las nuevas tecnologías”, indicó el alcalde Petro.

Para Petro su mayor error fue tapar el primer hueco con esta máquina remalladora en un evento público, pues, según dijo, nunca se imaginó la magnitud del impacto mediático.

Según Martha Lucía Zamora, Secretaria General, la investigación en la Fiscalía General se hizo de manera muy rápida, y le solicitó al ente que estudie con mesura una serie de pruebas que han compartido al proceso, una de ellas es un concepto de un experto de la Universidad Externado que habla de la viabilidad del contrato de ciencia y tecnología pata este caso.

En este momento está suspendido el contrato de la polémica máquina tapahuecos, a solicitud de los contratistas. Se reanudará el próximo 5 de septiembre.