El Congreso de la República aprobó el proyecto de ley que modifica el código de infancia y adolescencia y reduce los trámites para la adopción de niños en el país a doce meses, "excepcionalmente el trámite duraría 18 meses, pero la prorroga de estos seis meses en el que se demora el trámite tendrá que ser debidamente justificada por el funcionario", afirmó Telésforo Pedráza autor del proyecto.

El proyecto establece sanciones a los jueces y defensores de familia si no cumplen con los plazos establecidos en la ley para que se les resuelva la situación jurídica a un menor, "estas sanciones se imponen para que estos plazos no terminen en letra muerta en los códigos sino para que efectivamente se cumplan como nosotros los deseamos", indicó Pedraza.

Este proyecto de ley que pasa a conciliación la próxima semana, beneficiaría a unos 126.000 niños que están bajo el cuidado del Bienestar Familiar y madres sustitutas en el país y permite que miles de niños a los que se les adelanta un Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos (PARD) amplíen sus posibilidades de reintegro a un entorno familiar y protector.

"Me siento inmensamente complacido por el respaldo que envió la Cámara de Representantes a una población que tenemos que proteger que son los niños y que tuvo el respaldo de todas las fuerzas políticas que aprobaron por unanimidad este proyecto de ley", afirmó el representante por Bogotá, Telésforo Pedraza.

En dado caso que el menor de edad no tenga un núcleo seguro al cual llegar entonces con esta ley se les puede declarar en adoptabilidad para lograr acceder a una familia que les brinde el amor y cuidados necesarios para su bienestar.

Por su parte de la directora del ICBF, Karen Abudinen resaltó que este proyecto de ley le solucionaría a una gran cantidad de niños, que muchos de ellos llegan a su mayoría de edad sin que les resuelva su situación, puntualizó la funcionaria.

“Con esta nueva Ley los Defensores de Familia contarán con mejores herramientas en favor de la garantía de derechos de las niñas, niños y adolescentes para que en el menor tiempo posible reciban el amor de una familia protectora; sea extensa, nuclear o adoptiva, porque lo realmente importante es garantizarles su derecho a tener un familia y que no se queden por años en nuestras instituciones de protección siendo hijos del Estado”, explicó la directora del ICBF.

En la actualidad alrededor de 28.000 niñas, niños y adolescentes bajo medida de protección provisional de Hogar Sustituto o en instituciones del ICBF, esperan que se defina su situación jurídica en el marco del PARD.