Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Transporte público deberá tener bolsas de aire y frenos ABS a partir del 2017

Foto archivo referencial



El Ministerio de Transporte ordenó que a partir del 2017, los vehículos de transporte público y privado deberán poner en marcha las nuevas medidas de seguridad, exigidas por la entidad, como el sistema de frenos ABS y las bolsas de aire o Airbag.

La entidad recordó que, a través de la resolución 3752 del 6 de octubre de 2015, "se establece como obligatorio que los vehículos particulares, oficiales y públicos así como remolques y semirremolques, cuenten desde enero del 2017 con las medidas de seguridad activa y pasiva definidas en reglamentos internacionales".

En el caso de la incorporación de los sistemas de frenos ABS, estos se aplicarán para los vehículos automotores, y para los remolques y semirremolques comercializados en Colombia.

De igual forma con la Bolsa de Aire o Airbag que se aplica para todos los vehículos particulares, oficiales y públicos con capacidad máxima de hasta 9 pasajeros, incluyendo al conductor.

Otras de las medidas ordenadas por el Ministerio es el apoyacabezas, que también aplica para todos los vehículos particulares, oficiales y públicos con capacidad máxima de hasta 9 pasajeros.

Según señaló la ministra de Transporte Natalia Abello, “no podemos sacrificar la seguridad y la vida de las personas, nuestro propósito es reducir la accidentalidad y disminuir las consecuencias que una colisión puede causar en las personas”.

Dijo que "a partir de octubre de 2016, para los vehículos de servicio público que transporten 9 o más pasajeros en las modalidades de intermunicipal, municipal, masivo, y especial (escolar), el Ministerio de Transporte adopta como reglamento técnico los procedimientos para realizar las pruebas y ensayos que garanticen la seguridad de los vehículos que se comercializan en el mercado colombiano".

Entre los requisitos están, una mayor exigencia de pruebas en los componentes eléctricos del vehículo; ajustes en las dimensiones y número de salidas de emergencia y medición de la resistencia mecánica de la superestructura y de la carrocería.

Se exige, además, el espacio para la ubicación de sillas de ruedas y mejoras de las condiciones de acceso al vehículo con mayores dimensiones de las puertas, anchos de pasillo, altura interna libre y espaciamiento entre sillas, entre otros.