La Instancia Nacional del Mecanismo de Monitoreo y Verificación reveló que entre los meses de diciembre del 2016 y enero del 2017 se presentaron dos violaciones al cese al fuego bilateral y dejación de armas.

El informe señala que el pasado 28 de diciembre en zona rural de Tibú, Norte de Santander, se presentó el abuso sexual de una niña menor de edad por parte de un integrante del Ejército, por lo que se está a la espera de determinar si el autor de este hecho está vinculado con el proceso del cese al fuego y hostilidad bilateral y definitivo.

Igualmente el 31 de diciembre de 2016, en zona rural de La Paz, Cesar, miembros de la Fuerza Pública realizaron un operativo a tres kilómetros donde se encontraba las Farc, existiendo un incumplimiento por parte del Gobierno nacional al acuerdo y sus protocolos.

Asimismo el 10 de enero del 2017, en zona rural de San Vicente del Caguán, Caquetá, se produjo un ataque armado contra alias Mojoso, quien decidió abandonar las Farc, produciéndose la muerte de una mujer que lo acompañaba.

El tercer hecho se registró el 16 de enero del 2017, en el Retorno, Guaviare, donde integrantes de la Fuerza Pública detuvieron a cinco integrantes de las Farc pertenecientes al punto de preagrupamiento temporal de San Miguel.

El pasado 18 de enero del 2017, cerca al municipio de Buenos Aires, Valle del Cauca, se produjo un incidente en el desplazamiento de tres guerrilleros, donde se determinó que dos de ellos portaban armas cortas, incurriendo en el incumplimiento a los acuerdos.

Finalmente el 24 de enero 2017, en el municipio de La Paz, Cesar, se presentó el ingreso al interior del PPT donde se encontraba las estructuras de las Farc de tres militares en un vehículo tipo camión del Ejército Nacional.