Pese a que el 29 de marzo de 2016 el exalcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas fue condenado a pagar 18 años de prisión por su responsabilidad en el escándalo del 'carrusel de contratos' de Bogotá’, la Fiscalía aseguró que la sentencia se quedó corta, con respecto a los daños causados al patrimonio de la ciudad y del país. En la sentencia emitida por el juez 14 de conocimiento en la que también el exalcalde fue inhabilitado de por vida para ejercer cualquier cargo público, fue apelada por la Fiscalía que le pidió hace un par de meses al Tribunal Superior de Bogotá que la aumente al menos a 23 años, además de la sanción de cerca de 177 mil millones de pesos que le impuso la Contralotría por su participación en el mayor escándalo de corrupción que se ha presentado en Bogotá. Sin embrago, la defensa de Samuel Moreno también solicitó una modificación en su condena pero para que se disminuyera el tiempo en prisión, ya que según los representantes de Moreno Rojas, al exalcalde se le han vulnerado en reiteradas oportunidades sus derechos procesales y no se le ha permitido defender de manera adecuada. Magistrados del Alto Tribunal definirán entonces si se aumenta o se disminuye la condena a 216 meses de prisión emitida en contra de Samuel Moreno por haberse concertado con su hermano, los polémicos empresarios Nule y otros contratistas y funcionarios de su administración, para desfalcar a la ciudad a través de millonarios contratos de malla vial y servicios de salud principalmente.