Cargando contenido

Francisco Ricaurte. Foto: Colprensa


La juez 10 con funciones de Conocimiento de Bogotá determinó el traslado del proceso sobre el cual se investiga al exmagistrado Francisco Ricaurte por el cartel de la toga al Tribunal de Bogotá para que esa entidad defina ante que togado debe continuar el caso.

La decisión se conoce luego de solicitarse por parte del abogado defensor de Ricaurte, Álvaro Luna, la falta de competencia por parte de la justicia ordinaria sobre el caso y afirmara que "los hechos investigados por la Fiscalía sucedieron bajo el fuero constitucional que amparaba al ex magistrado para ese entonces, y deben ser juzgados por la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes".

(Consulte acá: Fiscalía acusará al exmagistrado Ricaurte por el “cartel de la toga”)

Ante lo cual, la Fiscalía se opuso a través de su representante, cuando argumentó que "la Corte Suprema de Justicia definió en la justicia ordinaria, la competencia penal para adelantar el juicio a Ricaurte por el cartel de la toga".

Así las cosas, en los próximos meses el Tribunal de Bogotá entrará a definir el juez sobre el cual recaerá la responsabilidad resolver el proceso contra Ricaurte, y los términos sobre los cuales se adelantará.

Entre tanto, el ente acusador ha señalado los delitos de cohecho, concierto para delinquir, tráfico de influencias, y utilización indebido de información privilegiada en contra del exmagistrado, al señalar que en dichas acciones indebidas habrían participado los senadores Álvaro Ashton y Musa Besaile, aparentemente quienes tenían procesos de investigación pendientes en la Corte Suprema y que le pagaron a Ricaurte a cambio de supuestos beneficios.

Además, la Fiscalía ha mencionado que estos hechos se habrían formalizado en el año 2014, y que de ellos, en relación al cobro de los dineros participaron los abogados Luis Gustavo Moreno, y Leonardo Pinilla, como parte de la firma de juristas que tenía Francisco Ricaurte en un exclusivo sector de Bogotá.