Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tribunal pide adecuar manuales de convivencia de colegios y universidades para evitar discriminación

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca exhortó a las autoridades educativas del país para que adecue los manuales y reglamentos de convivencia, no solo en el caso de colegios sino de universidades, con el fin de evitar nuevos actos de discriminación como el sucedido en el caso del estudiante Sergio Urrego.

Así lo señaló a RCN La Radio, el magistrado José María Armenta, quien dijo que este es uno de los principales alcances del fallo de tutela donde se ampararon los derechos fundamentales al buen nombre, dignidad, intimidad y honra familiar del estudiante Sergio Urrego.

El magistrado Armenta ponente de la tutela indicó que: "Si hay una norma recientemente promulgada que habla del derecho que se tiene a no ser discriminado, obviamente habrá que ajustar esas normas reglamentarias escolares a esas disposiciones legales, que no se pueda discriminar por esas razones a una persona".

Señaló que: "No sólo esas decisiones autónomas de las personas se van a dar en las escuelas, colegios, sino también en las universidades. Debe asumirse que también en las universidades hay unos reglamentos estudiantes y tendrán que ajustarlos a esas nuevas realidades".

Dejó en claro que según el fallo de tutela será el Ministerio de Educación, secretarias de educación y demás autoridades administrativas educativas las que desarrollen una política institucional del orden nacional o territorial para evitar nuevos hechos discriminatorios como el caso de Urrego.

El magistrado señaló que el tribunal no podía ordenarle de manera directa a colegios y demás centros educativos del país modificar su reglamentos estudiantiles porque ello es una competencia netamente administrativa, como el caso del Ministerio de Educación y demás autoridades educativas del país.

En la tutela se ordena que: "Por intermedio de la rectora del Colegio Gimnasio Castillo Campestre se prevenga al cuerpo docente y directivo de dicha institución, para en adelante tratándose de casos análogos o de aquellos en los que se involucren los derechos fundamentales de los estudiantes, las respuestas ante las conductas de los alumnos sean racionales y proporcionales a la gravedad de la falta, respetando el derecho a la intimidad y buen nombre de los educandos y sin incurrir en actos discriminatorios".