Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordenó a la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, responder si es o no competente para convocar a una consulta popular sobre la intervención de la Reserva Thomas Van der Hammen. La decisión fue adoptada tras fallar una acción de tutela instaurada por el concejal de Bogotá, Marco Fidel Ramírez, con el fin de que esa autoridad a ambiental defina si está facultada para citar a los bogotanos a las urnas para que diriman si se debe construir obras de infraestructura en esta Reserva o por el contrario se mantiene bajo protección ese territorio. Ramírez, quien es gestor de la bancada ambientalista del Concejo de Bogotá, acudió a la vía de la acción de tutela luego que la Alcaldía a través de un derecho de petición que carece de competencia para convocar a este mecanismo de participación ciudadana. El Alto Tribunal consideró que la omisión administrativa de la CAR vulneró el derecho de petición del Concejal de la Familia, al considerar que no resolvió su inquietud y su respuesta inicial no fue notificada en debida forma. En consecuencia, esa autoridad ambiental deberá dar respuesta de fondo o informar la fecha en que el Consejo Directivo se reunirá para responder, en un término que no supere los 10 días, contados desde la notificación de la providencia.