Cargando contenido

Foto/ Secretaría de Educación


La Procuraduría estableció medidas para garantizar la eficiencia en la entrega de los Planes de Alimentación Escolar en todo el país y le dio un plazo de un mes al Ministerio de Hacienda y las Secretarias de Educación para entregar un informe en el cual se defina el plan de vigilancia a implementar.

Según el procurador, Fernando Carrillo, dicho informe debe incluir la financiación, el modelo y las competencias a tener en cuenta con el fin de garantizar la prestación del servicio destinado a los menores de edad menos favorecidos.

Además, el Ministerio Público estableció que en tres meses se debe actualizar el Sistema de Matrículas Estudiantil -SIMAT-, el cual es una herramienta que permite organizar y controlar el proceso de matrícula en todas sus etapas, así como tener una fuente de información confiable sobre el proceso.

La Procuraduría también estimó que para la próxima legislatura se deberá presentar una propuesta para modificar las prácticas en el PAR, crear un registro único de proveedores y bolsa común.

El Ministerio Publico hizo un llamado a los padres de familia para que hagan parte de los mecanismos de vigilancia y así lograr asegurar que los niños reciban alimentos.

Las advertencias y seguimientos de la Procuraduría se desprenden de los inconvenientes y escándalos presentados en varias regiones del país con la entrega del Programa de Alimentación a los menores de edad.