Cargando contenido

Foto: Colprensa



El director del Invima, Javier Humberto Guzmán, reveló que desde 2016 se han intensificado los controles contra las plantas de sacrificio. De tal modo, el año pasado se cerraron 20 mataderos clandestinos y 174 fueron clausurados por no cumplir con los requerimientos sanitario

Según Guzmán, mientras hace 10 años el país tenía 1600 mataderos, en la actualidad sólo hay 524, por lo que se están fortaleciendo las labores de vigilancia y control.

“Hemos iniciado a vigilar establecimientos que antes no vigilábamos, que son los de corte y empaque de carne”, indicó Guzmán, quien a su vez pidió a los colombianos consumir carne solamente de establecimientos autorizados por esa entidad.

Igualmente, el funcionario reveló que en los departamentos donde más se han cerrado mataderos ilegales, son Antioquia y Santander.