Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Detrimento de más de $15.000 millones en contratos de basuras denuncia Concejal de Bogotá

Un detrimento por más de 15 mil millones de pesos le causaría a la ciudad el alquiler de los vehículos compactadores con destino al servicio de aseo de la Capital, que presta la Empresa Aguas de Bogotá S.A ESP, según denunció el Concejal, Antonio Sanguino, que se suma a las denuncias por el manejo de los residuos, tema que calificó como un <i>“Carrusel de la Improvisación”</i>.

Según él, se pudo constatar en los contratos de arrendamiento, que “la ciudad pagará 24 mil millones de pesos por el alquiler durante seis meses por 160 camiones compactadores. Quiere decir que los bogotanos pagaremos 25 millones de pesos mensuales de arriendo por cada uno de estos destartalados vehículos, además en medio de serio líos legales y del deterioro evidente de los automotores”.

Sin embargo, al verificar con firmas que venden vehículos usados en el mercado de los Estados Unidos, el valor de compra está entre los 18 y cerca de 50 millones de pesos, lo que equivale al valor del alquiler entre 1 y 2 meses, por cada uno de los automotores importados por el alcalde Gustavo Petro.

“El precio de compra de un Vehículo Compactador Marca FREIGHTLINER Modelo 2002 es de $18.750.000. Un Vehículo MACK, la misma marca de los importados, modelo 2000 cuesta $26.785.714, un poco más de lo que vale un mes de arriendo de cada uno de ellos”, señaló Sanguino.

Agregó que “incluso el más costoso, con capacidad de 32 yardas cúbicas, marca MACK, modelo 2001, se puede adquirir por $53.482.143, suma ligeramente por encima del valor de dos meses de arriendo, según el contrato suscrito por Aguas de Bogotá”, de manera que así se adquirieran los vehículos de mayor costo, existiría un detrimento superior a los 15 mil millones de pesos.

El concejal Sanguino, le pidió a la Contraloría de Bogotá, a la Personería Distrital y a la Procuraduría General de la República que intervengan de manera inmediata. “Este carrusel de la improvisación tiene que terminar y no puede repetirse, eso solo se garantiza si hay una actuación oportuna y ejemplar de los organismos de control”.

Pidió investigar el evidente sobrecosto en estos contratos de arrendamiento de vehículos compactadores, que representan un descalabro a las finanzas de la ciudad.


Alcalde Petro dice que la importación de los vehículos ahorra una tercera parte de los costos actuales

Por su parte, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, continúo en defensa de la decisión y publicó en su cuenta de Facebook, “¿por qué una flota transitoria de compactadores alquilados y con uso?; porque la flota nueva solo llega entre Marzo y Junio”.

Aseguró que “la flota transitoria es para reducir en una tercera parte de los costos actuales de maquinaria que usamos en aseo. Además nos permite dignificar ya la labor de las y los trabajadores del aseo, y hacerla 3 veces más eficiente. La flota transitoria permite liberar fuerza de trabajo de la función de recolección a la de barrido, corte de césped y lavado”.

“El operador público que se hace responsable económicamente de los vehículos solo cuando estén en Bogotá, aceptará los que sean operativos. La flota transitoria al tener en promedio 120.000 km de uso por vehículo, renueva la actual flota que tiene 1.000.000 de km por vehículo”, puntualizó el alcalde Petro.