Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Un joven de 20 años que no votó por Petro ganó la tutela que suspendió destitución del Alcalde

José Sebastián Calderón Pedraza, de 20 años de edad y estudiante de segundo semestre de Derecho de la Universidad de los Andes, fue quien presentó una de las tres tutelas que falló el Tribunal Administrativo de Cundinamarca donde se ordenó suspender provisionalmente la destitución e inhabilidad por 15 años impuesta al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

El joven accionante de la tutela, quien además cursó cuarto semestre de historia, reconoció que no votó en las elecciones para alcaldía de Bogotá, donde ganó para el cargo Gustavo Petro, pero indicó que lo hizo ejerciendo sus derechos políticos y constitucionales como ciudadano para elegir y ser elegido.

Al ser cuestionado frente a su voto en las elecciones por el Alcalde de Bogotá indicó: "No yo no vote, la razón es que para la época de los comicios apenas tenía 17 años de edad".

"Sin embargo considero que es pertinente reclamar los derechos políticos de los ciudadanos que votaron por el alcalde mayor de Bogotá", dijo Calderón Pedraza.

El universitario dijo que la tutela que interpuso se sustentó en tres argumentos. Primero, la supuesta vulneración de los derechos políticos de los ciudadanos que votaron en las elecciones para alcalde de Bogotá.

En segundo lugar, Calderón Pedraza argumentó que la Procuraduría General violentó el debido proceso porque no tuvo en cuenta los aspectos favorables que presentó la alcaldía de Bogotá sino solo los desfavorables.

En tercera instancia el universitario planteó que la Procuraduría General no tenía la competencia para destituir en el cargo al alcalde Gustavo Petro.

De igual forma, negó que su tutela haya hecho parte de la jornada masiva que convocaron varios abogados y seguidores del alcalde Bogotá denominada como ‘Teletón’.

Asimismo negó tener familiares o sostener relaciones cercanas con algún funcionario de la administración Distrital.

"Yo trabajé durante todas mis vacaciones junto a mi padre, el abogado constitucionalista Germán Calderón España, en el escrito del tutela y estuvimos debatiendo las tesis y mi padre me orientó en algunos temas que podía reformar a la hora de presentar esta acción judicial", agregó.