En un centro asistencial de Montería es atendido el patrullero de la Policía  que resultó  herido  durante un ataque a una patrulla motorizada cerca de la estación del  municipio de Puerto Escondido. El hostigamiento es atribuido  por las autoridades a estructuras de la banda criminal Clan del Golfo en venganza de los últimos operativos  contra ese grupo ilegal que han  dejado varias capturas. Ayer  también ocurrió otro ataque similar  a una patrulla, zona rural de Montería,  que dejó muerto al patrullero César Orlando Chávez González. Además, desconocidos hoy lanzaron una granada contra la estación de Policía del municipio de Buenavista dejando sólo daños materiales Las autoridades  en el departamento de Córdoba se encuentra en alerta máxima tras los seguidos ataques de este grupo ilegal.