El fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira, nombró a Alexandra Valencia Molina como la primera directora de la Unidad Especial de Investigación para el Desmantelamiento de las Organizaciones Criminales Responsables de Homicidios y Masacres o que atenten contra Defensores de Derechos Humanos, Movimientos Sociales o Movimientos Políticos. La designación fue hecha en cumplimiento de los acuerdos suscritos por el Gobierno en las mesas de negociación de paz en La Habana (Cuba) con la guerrilla de las Farc, según la cual la Fiscalía debía crear una unidad especial de investigación para el desmantelamiento de las organizaciones criminales y sus redes de apoyo, de conformidad con lo establecido en el numeral 74 sobre la Jurisdicción Especial para la Paz. El anuncio fue hecho por el fiscal general quien indicó que “hemos creado la Unidad de Lucha contra el Crimen Organizado y contra quienes atenten contra los dirigentes sociales y defensores de derechos humanos. No vamos a permitir que haya impunidad frente a aquellos que levanten su mano como agresores contra quienes son gestores de paz”, dijo Martínez. Valencia Molina, actual presidente de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá, con 22 años de experiencia en la Rama Judicial, es abogada egresada de la Universidad Católica de Colombia, especializada en derecho penal y ciencias forenses. En el transcurrir de su vida profesional se ha desempeñado como fiscal local, fiscal seccional en Ciudad Bolívar y Paloquemao en Bogotá y fiscal en la Unidad Nacional de Delitos contra la Administración Pública, Directora Nacional de Investigaciones Especiales de la Procuraduría General de la Nación y Magistrada con funciones de Conocimiento en la Corte Suprema de Justicia.