Foto: Colprensa - Sofía Toscano

http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/GeneralNaranjoSep01.mp3 El vicepresidente Óscar Naranjo se refirió al operativo de la Policía en el que fue dado de baja Roberto Vargas alias 'Gavilán', segundo al mando de la banda criminal el Clan del Golfo. (Lea también: ¿Quién era ‘Gavilán’ en el Clan del Golfo?, obligaba a niñas a tatuarse su rostro) El vicepresidente manifestó que "por peligrosos que sean los delincuentes nunca se imponen a la voluntad del Estado que impone la ley, estimo que recibirán ese golpe con realismo que los llevará al sometimiento a la justicia". Destacó que esta banda criminal debe interpretar la muerte de alias 'Gavilán' como un duro golpe para someterse a la justicia, ya que "lo que hay que pensar es que esa organización no tiene una capacidad en general, no tiene una vocería política, no tiene una estructura armada que signifique posibilidad de armar terrorismo selectivo". Además, el general (r) sostuvo que "el Gobierno está en condiciones de facilitar un camino para que haya sometimiento a la justicia, (...) que bueno que pudiéramos poner fin a esas violencias", agregó. Incluso se refirió a la posibilidad de acordar una tregua entre el ELN y el Gobierno en el marco de la visita del Papa Francisco, no obstante, "el país reclama que tengamos paz total, no solo con las Farc sino también con el ELN, es decir que se llegue a un acuerdo".

Desafíos en tiempos de posconflicto

El vicepresidente y General (r) Óscar Naranjo aseguró que el mayor reto en la etapa del posacuerdo es que "50 años de conflicto crearon una lógica de un Estado que creó el centralismo, a la institucionalidad le cuesta trabajo estar en el territorio y producir ese cambio en la lógica del desempeño". Reiteró su preocupación por el asesinato de líderes sociales después de la firma de los acuerdos, por cuanto "sería una gran contradicción (...) me preocupa que asesinen a líderes sociales en esas zonas donde hubo conflicto". Asimismo se refirió a la nueva denominación de las FARC como Fuerzas Alternativas Revolucionarias del Común al señalar que es una señal positiva que además ayuda a destruir la confianza. "Ese paso va en la línea correcta, más allá de las siglas, la valoración es que estamos hablando de cómo construir paz y democracia", puntualizó el General (r) Naranjo.