Un joven de 18 años de edad fue capturado por la Policía en el momento en que recibía 4 millones de pesos producto de una extorsión que le estaba haciendo a su padre.

El director del grupo Gaula de la Policía Nacional, general Fernando Murillo, explicó que Felipe Hernán Tabares Orozco fue capturado en Chinchina, Caldas, junto a otros dos hombres quienes eran sus cómplices.

"Este joven estaba preparando cometer una masacre directamente en contra de su familia lo que corresponde a sus padres a su hermana y a su cuñado", manifestó el oficial.

Agregó que, al parecer, este joven ya había atentado contra la humanidad de su padre el año pasado el 5 de noviembre cuando el hombre recibió cuatro impactos de bala. En los hechos fue capturado el sicario, una persona que había llegado de Medellín y la cual había sido contratada para cometer el homicidio.

Sostuvo que hacia febrero también se registró un homicidio en este municipio donde la víctima fue alias ‘ratón’ quien al parecer fue asesinado por orden de Tabares Orozco, teniendo en cuenta que habían tenido un problema personal.

"Este joven contrata nuevamente unos sicarios desde Medellín primero para que atenten contra la humanidad del homicida del 5 de noviembre que está recluido en una cárcel, para que no lo denuncie, y segundo para que el día viernes Santo asesinaran a toda su familia", expreso el general Murillo.

Agregó que el fin único de Tabares era quedarse con la herencia de sus padres y vivir a su despensa.