Aproximadamente 13 mil habitantes de 26 barrios en Algeciras, departamento del Huila continúan sin suministro de agua, luego de que, presuntamente la columna móvil Teófilo Forero de la guerrilla de las Farc, activara 10 kilos de explosivos sobre la infraestructura del acueducto del municipio.    Los atentados a la planta de tratamiento de agua y la motobomba se estiman en cerca de 400 millones de pesos, con los que, según el alcalde de Algeciras, no cuenta el municipio, adicionalmente, las obras de reconstrucción y adecuación de la planta podrían tardar más de cuatro meses.   El ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Luis Felipe Henao, reprochó los hechos ocurridos en Algeciras, a los que denominó "terroristas".   "Rechazamos con toda la fuerza el atentado terrorista de las Farc, uno no puede hablar de paz sembrando damnificados en el camino, atentando con las personas más vulnerables", dijo Henao.   Asimismo agregó que “El agua es la herramienta más importante para que una persona pueda salir de la pobreza y en este momento hay 13 mil familias afectadas por una bomba que vilmente instalaron (…) que hizo que hoy tengamos un racionamiento de tres a cuatro horas de agua con el suminsitro".   Según el Minsitro de Vivienda, una vez el alcalde de Algeciras declare la calamidad pública en el municipio, el Gobierno Nacional intervendrá para ver si adelantan las obras a través del plan departamental de aguas o si le consiguen financiación.