Cargando contenido

Hermanos Lanz / Foto: Fiscalía



Los hermanos Alejandro y Sebastián Lanz Sánchez, activistas de la comunidad LGBTI, aseguran que la Fiscalía les dijo que al igual que ellos, alrededor de 30 personas miembros de la comunidad, al parecer sufrieron de amenazas por parte de Andrés Torres, practicante del Congreso de la República. (Lea aquí: Cámara aclaró que joven acusado de amenazar a activistas LGBTI, es practicante)

Esta declaración se produjo tras la decisión de la Fiscalía general de solicitar audiencia para imputación de cargos y medida de aseguramiento para Andrés Torres, de 26 años de edad, un funcionario de la comisión quinta de la Cámara de Representantes e hijo del diputado del Quindío, por el partido de la U, Jorge Torres Velásquez, por las amenazas a través de redes sociales a los hermanos Lanz, estudiantes de la universidad de los Andes y activista LGBTI.

Aunque las amenazas se iniciaron en 2013, se agravaron en agosto y septiembre de 2015 cuando los dos activistas fueron intimidados por su condición sexual al punto de amenazarlos con que les desfigurarían la cara, lo que motivó su denuncia ante las autoridades.

"Las amenazas iban dirigidas a intimidarnos y amedrentarnos. Textualmente las amenazas decían que nos iban a arrojar sustancias químicas sobre nuestro rostro y que si nos atrevíamos a denunciar iban a atentar contra nuestra vida", dijo Sebastián Lanz.

Según el fiscal Mauricio Noguera, quien coordina la investigación las amenazas se daban a raíz de la orientación sexual de los jóvenes y el trabajo que estos vienen adelantando para proteger los derechos de la comunidad gay.