Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Pablo Elías González, director de la UNP
Pablo Elías González, director de la UNP.
Foto: Colprensa

La Unidad Nacional de Protección (UNP) está analizando la posibilidad de cambiar algunos aspectos de los protocolos internos que se tienen para brindar seguridad a las personalidades del país.

Pablo Elías González, director de la entidad, propuso una combinación de Fuerzas entre la UNP, la Policía y el Ejército para brindar protección a líderes sociales y políticos, en las zonas de alto riesgo por la presencia de grupos armados ilegales.

Lea también: Se enreda proyecto de Uribe para reducir jornada laboral

González dijo que la propuesta está encaminada a que el desplazamiento de los protegidos a esos territorios, esté condicionado al acompañamiento de la Fuerza Pública.

Hay que reconocer que en el país existen unas zonas críticas de alto riesgo en donde existen estructuras criminales con armas largas y muchas veces en un número superior a los propios escoltas. Entonces ellos están en una situación de desventaja frente a una posible respuesta que puedan dar hacia el protegido”, señaló.

Agregó que “nos dio buen resultado que los protegidos solo salgan a determinadas zonas críticas siempre y cuando existiera el acompañamiento de Fuerza Pública que pudiera repeler este tipo de ataques. Es apenas una idea que vamos a discutir en la Unidad y tratar de mejorar el protocolo”, añadió.

Dijo que esta medida fue implementada durante el proceso electoral para brindar seguridad a todos los candidatos y que les dio buenos resultados.

La idea es hacer una combinación de fuerzas entre la UNP y la Policía Nacional y de ser necesario el Ejército. Es apenas una idea en borrador que estamos pensándola en razón a que nos dio buenos resultados en el Plan Ágora”, indicó.

Consulte aquí: Merece rechazo político: Mininterior sobre llamados al desorden público en paro nacional

El director de la UNP dijo además que los protegidos deben entender que hay territorios a los cuales es mejor no ir para evitar tragedias.

Los protegidos deben ser conscientes de que hay determinados riesgos que no se deben asumir ni por ellos ni por los escoltas, porque muchas veces los escoltas se convierten en un objetivo por las armas que portan y en esto se trata de tener una buena autoprotección y no visitar sitios de mucho peligro”, indicó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.