El ministro solicitó a representantes del sector privado que denuncien cualquier caso de corrupción que conozcan.

El Ministerio de Transporte reabrió el debate para que en el país se estudie la posibilidad de endurecer las penas contra los corruptos, y señaló que esto es una necesidad imperativa si se quiere combatir con eficacia esta práctica que ha afectado a varias entidades del Estado.

El ministro, Germán Cardona, puso como ejemplo el caso del exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales, salpicado por el escándalo de Odebrecht, y sostuvo que fue alguien que le hizo mucho daño al país, al tiempo que criticó que sólo vaya a recibir cinco años de cárcel.

“Es muy doloroso que una persona que causó semejante descalabro al país, a los colombianos y a la misma imagen del país, que afortunadamente ya superamos, haya sido condenada a cinco años de cárcel y simplemente ya todo pasó”, dijo el funcionario.

Estas declaraciones del Ministro de Transporte se hicieron durante la reciente asamblea de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, donde aprovechó incluso para pedir a estos representantes del sector privado que denuncien cualquier caso de corrupción que conozcan y ayuden a depurar la alianza del sector público y privado, de este tipo de prácticas ilegales.

“Yo creo que este tipo de acciones le hacen mucho daño al país en materia de productividad y credibilidad, por eso es necesario que haya unión por parte de todos los sectores que intervenimos en esto, al tiempo que hay que aumentar las penas, porque si son bajas, eso deja una sensación de impunidad en la comunidad”, dijo Cardona.

El ministro Cardona, aclaró que el tema de las penas que impone la justicia no es algo que le compete directamente a la Presidencia de la República, no obstante reiteró la necesidad de reabrir este debate y endurecer las penas contra los corruptos, para acabar con esta práctica ilegal.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido