El expresidente Álvaro Uribe dijo que no es aceptable que se haya iniciado un diálogo formal con la guerrilla del ELN sin antes haber hecho exigencias para cesar las actividades criminales.

Uribe afirmó que una negociación con un grupo armado ilegal sin esas condiciones, es incierto.

“A mí me parece que un diálogo con un grupo que sigue delinquiendo, es un diálogo muy incierto”, señaló.

Y dijo: “por eso nosotros habíamos pedido que para no repetir el error con las Farc se le exigiera al ELN como condición para enfrentar el diálogo que se concentrara y cumpliera con un cese de actividades criminales”.

Uribe también dijo que el ELN tiene en su poder otras personas secuestradas, lo cual hace inviable un diálogo formal.

“El testimonio de Ramón Cabrales es que él no era el único secuestrado, que habían otros secuestrados en poder del ELN, no se sabe si eran civiles, policías o de las Fuerzas Armadas”, manifestó.

El senador Álvaro Uribe también se fue lanza en ristre contra el presidente Nicolás Maduro, quien según él, ha protegido las actividades criminales del ELN en la zona de frontera.