Uribe insistió en que por apelar a la diplomacia, el Gobierno cayó en la política de apaciguamiento con Venezuela. El expresidente Álvaro Uribe propuso crear una comisión accidental del Senado para documentar detalladamente la situación que se presenta en la frontera con Venezuela y denunciarla formalmente ante instancias internacionales. Uribe afirmó que se debe acudir a organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que decrete medidas cautelares sobre los colombianos deportados desde el vecino país. “Por lo menos que el Estado colombiano les de toda la atención humanitaria y sostenida, esa es una situación dramática. No hay que apelar a la diplomacia del apaciguamiento, sino a la legislación internacional para cautelar los derechos de los colombianos que están allá”, señaló. Uribe insistió en que la tesis de prudencia que ha defendido el Gobierno frente al caso, se está convirtiendo en una política de “apaciguamiento”. “Lo que se ha dicho de apelar a la diplomacia, tener lo que en mi concepto es una política es una política de apaciguamiento, condicionada por el tema del aparente control del dictador de Venezuela sobre las Farc, es una política que ha permitido todos estos vejámenes”, añadió. El expresidente Álvaro Uribe dijo que se trata no de pedir una apelación a la guerra, sino una apelación a los instrumentos internacionales para proteger los derechos de los colombianos.