El expresidente Álvaro Uribe, quien en el año 1992 también desde el Congreso propuso el indulto para los guerrilleros del M-19, volvió a salir en defensa de la protección jurídica de aquellos que participaron en hechos como el del Palacio de Justicia.

Durante su intervención en la plenaria, Uribe planteó la necesidad de hacer un acuerdo político evitar que la Fiscalía levante las amnistías ya entregadas a los ex integrantes de ese grupo insurgente.

“Expresé mi voz sobre la necesidad del reindulto, creo que es importante buscar un acuerdo político para que no haya inestabilidad frente a ese proceso. Otra cosa es que se examine la verdad desde los estrados judiciales, pero sin consecuencias jurídicas contra el M-19”, señaló Uribe.

E insistió: “No puede haber consecuencias jurídicas que pongan en duda y creen posibilidades de revocar lo que el país definió”.

El exmandatario volvió a defender a Belisario Betancur y afirmó que sería injusto si avanzan las investigaciones en su contra por los hechos del Palacio de Justicia.

“Esas investigaciones no deberían avanzar y deben tener rápida preclusión en su favor y en el de todos los ministros porque ahí no había designio criminal ni por acción ni por omisión. Nuestra petición para que no haya avances judiciales que serían totalmente injustos contra el presidente Betancur y sus ministros”, añadió.

Uribe también cree que es hora de reivindicar a las Fuerzas Armadas que cumplieron su deber en ese momento tan difícil de la vida nacional.