Cargando contenido

Foto: Colprensa



El senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, continuó este jueves con varios mensajes cifrados a propósito del debate que se abrió en el país por la columna que la periodista Claudia Morales publicó en el diario El Espectador sobre un caso de violencia sexual que vivió y que ha conmocionado a sectores opinión.

Uribe ordena publicar viajes presidenciales donde estuvo Claudia Morales


Luego de advertir que los señalamientos en su contra son un “burdo ataque político” y enfatizar que siempre ha sido “decente con las mujeres” a lo largo de su vida, el expresidente se remontó a 2014 cuando, a su juicio, se le quiso relacionar con interceptaciones telefónicas a los negociadores de paz.

“Elecciones 2014: Me acusaron de la agencia de inteligencia Andrómeda; Del Hacker”, señaló el exmandatario.

Un mensaje de Uribe la noche del miércoles, sin mencionar a Claudia Morales pero con una referencia directa al caso de abuso sexual, desató una aguda polémica en redes sociales. #YoSoyUribe y #LeCreoAClaudia se tomaron las redes entre defensores y detractores de ambos.

Todo inició porque entre 2003 y 2004 la comunicadora se desempeñó en Estados Unidos como jefe de prensa internacional del expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010). La periodista en su columna el pasado 9 de enero, titulada "En defensa del silencio", había señalado que fue violada años atrás en la habitación de un hotel por quien fuera entonces su jefe, sin mencionar a nadie en específico.

"Alguien golpea en su habitación. Ella mira por el rabillo de la puerta, es su jefe. Abre, "Él" la empuja. Con el dedo índice derecho le ordena que haga silencio, la lleva hacia la cama. Ella le dice que va a gritar y "Él" le responde que sabe que no lo hará. La viola", escribió.

Y prosiguió: "la protagonista de la historia soy yo y al violador lo seguiré llamando "Él". No presenté ni presentaré nunca una denuncia y voy a explicar por qué. Cuando trabajé con "Él", era un hombre relevante en la vida nacional. Ahora lo sigue siendo y, además, hay otras evidencias que amplían su margen de peligrosidad".