El vicepresidente, Germán Vargas Lleras, advirtió que el proyecto con el que se busca devolver la navegabilidad del río Magdalena está en riesgo ya que el consorcio que integra Odebretch no ha cumplido con el cierre financiero lo que generará demoras en la ejecución del proyecto.

Dijo que se tiene un plazo límite que finaliza este mes, para cumplir con el cierre financiero “el 30 de agosto es la fecha de caducidad de ese contrato y esta es la hora que desde el mes de mayo no se ha cumplido con el cierre financiero”; sostuvo Vargas Lleras.

El vicepresidente alertó que el contrato no está marchando como debería “antes de ayer se cayó la estructuración del contrato que nos iba a garantizar la recomposición accionaria de ese proyecto y su cierre financiero esto no puede ocurrir porque este sí es un gran sueño que ha tenido este país la navegabilidad del río Magdalena”.

Aclaró además que se esperan soluciones o de lo contrario se daría caducidad al contrato “aspiramos que para el 30 de agosto o a lo sumo los días siguientes podamos tener una solución para que el concesionario actual que no ha cumplido con el cierre Financiero recomponga la sociedad incorporen nuevos socios y en el sistema financiero tenga receptividad para su propuesta”; dijo.

Además el vicepresidente Germán Vargas le pidió al presidente de la agencia Nacional de infraestructura Luis Fernando Andrade ponerse al frente de Cormagdalena tras la renuncia del capitán Luis Álvaro Mendoza quién estuvo por 11 meses frente a la Corporación.