El vicepresidente Germán Vargas Lleras radicó su carta de renuncia ante el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, en la que anuncia que dejará el cargo a partir del próximo martes 21 de marzo. En la misiva Vargas Lleras asegura que la Reforma al Equilibrio de Poderes estableció la inhabilidad de un año para los funcionarios que quieran aspirar a la Presidencia de la República. "Si bien a la fecha no he definido mi participación en el próximo proceso electoral, ante la posibilidad de hacerlo y con el fin de evitar que me cobije esa inhabilidad, decidí retirarme el cargo manteniendo mi compromiso de continuar trabajando, desde otros escenarios, por el desarrollo del país", sostiene la carta. "Como es de su conocimiento, con posterioridad a la fecha de mi posesión como vicepresidente de la República, a través del acto legislativo 02 del 1 de julio de 2015, se estableció una inhabilidad para el cargo que ejerzo, de acuerdo con la cual el ciudadano que un año antes de la elección haya tenido la investidura de vicepresidente, no podrá ser elegido presidente de la República", añade la misiva. El presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, explicó que la renuncia se presentó a partir del 21 de marzo con el fin de que la próxima semana sea estudiada en la plenaria del Senado. Una vez sea definida la solicitud de Vargas Lleras se procederá a convocar al Congreso pleno para elegir al general Óscar Naranjo en su reemplazo.