http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/GermanVargasLlerasOct17.mp3 El exvicepresidente Germán Vargas Lleras, precandidato presidencial se defendió de quienes lo tildan de oportunista y dijo que solo hasta ahora expresa sus preocupaciones sobre la JEP porque la ley estatutaria apenas se conoció hace tres semanas. Aseguró que no ha tenido acercamientos con el expresidente Álvaro Uribe ni con el Centro Democrático u otro sector de cara a las elecciones presidenciales. Pero sí dejó abierta la puerta para lograr acuerdos con dirigentes afines a sus ideas políticas para combatir la coalición de izquierda que se está formando en el país. (Lea también: Revuelo político por polémicas declaraciones de Vargas Lleras) "Veo que se está formando una coalición de sectores muy radicales de la política colombiana, ideas que yo no comparto. Si se está conformando una coalición de sectores tan radicales de la izquierda colombiana, bien haríamos los colombianos que tenemos criterios similares y preocupaciones sobre la implementación del acuerdo de paz, en sentarnos a conversar en algún momento", señaló Vargas en diálogo con RCN Radio. En dicha coalición de izquierda, el ex vicepresidente mencionó precandidatos presidenciales como Humberto de la Calle, Sergio Fajardo y Jorge Robledo. También habló de sus preocupaciones frente a la reglamentación de la Justicia Especial para la Paz, sobre todo en el tema relacionado con el narcotráfico, que podría ser considerado como delito continuado. "No se puede considerar el delito de narcotráfico un delito continuado, por más de que sea conexo, porque eso permitiría que quienes continúan vinculados a la actividad, sigan gozando de beneficios. No puede ser que una persona siga vinculada al narcotráfico y tenga una patente de corso para que nunca pueda ser extraditado", indicó el candidato presidencial. También se mostró en contra de que los guerrilleros puedan participar en política, sin antes haber sido sometidos a las sanciones estipuladas en la JEP. Vargas dijo que las Farc deben reparar a las víctimas, entregar todos los bienes, mostrar las caletas con dinero, revelar a sus testaferros, entre otros compromisos que tienen que cumplir de manera obligatoria.