Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Varios billones de pesos se perderían en Colombia por obras que no incluyen el cambio climático

La tragedia que vivió Colombia por la temporada de lluvias entre 2010 y 2012 dejó pérdidas que superan los 35 billones de pesos, por daños materiales y humanitarios. Actualmente muchos proyectos, según expertos consultados por RCN La Radio, se hacen sin medir la variable de riesgo del cambio climático.

Desde el 2010 a la fecha el Gobierno Santos ha destinado más de 30 billones de pesos para reconstruir el país y atender a 5 millones de damnificados. Sin embargo, todavía se hacen obras sin pensar en cambio climático o la vulnerabilidad de ver nuevamente las mismas vías o casas destruidas.



Eduardo Behrentz, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Los Andes, aseguró que sería pertinente consultar a la Agencia Nacional de Infraestructura por los proyectos de vías de Cuarta Generación y los análisis de los mismos con base en el cambio climático y sus posibles emergencias.

"En mi concepto es insuficiente porque después de una inversión de 30, 40 ó 50 billones de pesos, que ya parece que vamos en ese orden, sería una irresponsabilidad y una oportunidad perdida que no hiciéramos esas obras de acuerdo al cambio climático", dijo Behrentz.

De acuerdo con el ingeniero de Los Andes, "se debe consultar si en los diseños de las concesiones de Última Generación, si en realidad o qué tanto se ha tenido en cuenta la adaptación a los eventos climáticos extremos".

Jimena Puyana, Oficial de Desarrollo Sostenible del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), afirmó que todavía hay deficiencias en la manera sobre cómo enfrentar los estragos de otra posible emergencia por lluvias o sequía.

"Realmente los retrocesos en el desarrollo como consecuencia del Cambio Climático, han sido muy altos. Y lo que vemos es que el cambio climático impactará de manera diferencial los sectores económicos del país, sino también los sectores sociales", sostuvo Puyana.

Los mayores impactos, según la experta de Naciones Unidas, se concentrarán "en población vulnerable, pobre y principalmente con mujeres y niños".

Brigitte Baptiste, directora del Instituto Alexander Von Humboldt, indicó que el impacto del cambio climático también afectará a miles de personas por problemas a los que nadie le ha puesto cuidado: enfermedades, falta de comida y el campo.

"Con estas condiciones variables de clima, aparecerán epidemias en cultivos, epidemias de salud pública en animales y humanos, y seguramente empezarán a incrementarse", advirtió Baptiste.

"Por ejemplo, sabemos que el dengue es una enfermedad que se va a incrementar y que está creciendo en todo el país, y aparece en ciudades de más altura. Seguramente habrá dengue en Bogotá en una o dos décadas", anotó.

Ómar Franco, director del Ideam, señaló que Colombia, aunque ha sido reconocida como líder en cambio climático, se ha enfocado en programas de mitigación y adaptación de comunidades todavía en riesgo.

"A partir del fenómeno de La Niña (en 2010) Colombia entendió que tenía que empezar a trabajar en función del cambio climático", expresó Franco.

Según el director del Ideam, "todos los ministerios e institutos técnicos del país deben incorporar información de cambio climático en sus procesos de planificación, porque de lo contrario podemos ser más vulnerables de lo que éramos, no sólo antes de La Niña, sino después de la misma, pues tendremos que seguir soportando más fenómenos".

Colombia en tres años invirtió más de dos billones de pesos en programas de adaptación y mitigación del cambio climático. Sin embargo, la gran preocupación es no perder billones de pesos con los mismos errores, vías, casas o diques en los mismos lugares que hace tres años estaban inundados.

"Aquí nos falta mucho, somos un país reaccionario (entrega ayudas y atiende a damnificados) y esa no es la estrategia. Es muy peligroso por las vidas humanas vinculadas, enfermedades y además sale mucho más costoso", subrayó Behrentz.