Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Veeduría rajó ejecución presupuestal de Administración Petro

La Veedora Distrital, Adriana Córdoba, advirtió que el primer año de Gustavo Petro frente a la alcaldía de Bogotá, tiene la ejecución presupuestal más baja de la ciudad en la última década.

Al comparar las cifras de ejecución presupuestal de los últimos años, se evidencia la reducción de la capacidad del aparato distrital para ejecutar los recursos y atender las demandas ciudadanas, tendencia que se habría iniciado en 2008 y se ha agudizado progresivamente.

La ejecución del presupuesto de Inversión Directa de la Administración Distrital, con corte a diciembre 31 de 2012, llegó al 83% en compromisos y al 62% en los giros.

Se presentan grandes diferencias entre las entidades que componen la Administración Distrital: de un lado, las más altas ejecuciones corresponden a la Administración Central (92% en compromisos y 79% en giros) y las localidades (94% y 52%).

Por su lado, las instituciones más colgadas fueron la Contraloría Distrital (30% y 29%) y la Universidad Distrital (21% y 12%).

Entre otras razones, la veedora indicó que la baja ejecución de dineros públicos se debe a que los funcionarios temen gastar, por temor, debido a los antecedentes del carrusel de los contratos

Contratación de 'última hora'

El informe de la Veeduría muestra que se incrementó la ejecución entre noviembre y diciembre: del 61% al 83% en compromisos y del 43% al 62% en giros.

En las localidades por ejemplo, a 30 de noviembre se habían ejecutado 34 mil millones y en el último mes esta cifra subió a 521 mil millones.

Los Fondos de Desarrollo Local registraron entre noviembre y diciembre de 2012 elevados crecimientos tanto en compromisos como en giros de los recursos de inversión, y altas ejecuciones en diciembre.

La Veeduría estima que cerca de dos tercios de la ejecución se dio en el último mes.

Corrección de presupuestos

Córdoba advirtió que algunas entidades del Distrito disminuyeron su presupuesto en el último mes, con el efecto de que los porcentajes de ejecución finalmente subieron sin que se gastara más dinero.

En diciembre se realizó la mayor parte (82%) de las reducciones del presupuesto total de la vigencia 2012, que equivale a $690 mil millones.

Como resultado de esta reducción se deberá aumentar el superávit y los recursos de capital en la vigencia 2013.

El monto reportado de recursos por este concepto en el presupuesto 2012 fue de $212 mil millones, pero es de esperar una cifra mayor pendiente de incorporar al presupuesto 2013.

En el año 2013 se ejecutará un monto de recursos de inversión sin precedentes en la ciudad, lo que representa un reto para la Administración.

La Veedora Adriana Córdoba recomendó que este excedente se invierta en obras de infraestructura, como los estudios para ampliar la red de TransMilenio a avenidas como la Boyacá y la 68.

Se deberán ejecutar de manera simultánea tres presupuestos de inversión: uno, el mayor presupuesto de la historia fiscal (aproximadamente $11 billones). Dos, un monto de reservas equivalente, cuando menos, a lo ejecutado en los dos últimos meses del año 2012 (aproximadamente $1.3 billones). Tres, un monto no establecido de vigencias futuras. Lo que genera inquietud, porque no se ha realizado ningún ajuste estructural a un aparato distrital con enormes restricciones en su capacidad operativa y de planeación.