El presidente de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo Ferrer, celebró la venta de la generadora de energía, Isagén, por parte de la canadiense Brookfield Asset Management. Según el dirigente gremial, "esta venta es necesaria para apalancar las obras y proyectos viales que son fundamentales para el futuro inmediato del país y dejará utilidades cercanas al 19%, contrario a las que venía dando la propia generadora, del 10%". Dijo que si no se vendía Isagén, "el país no tendría recursos para seguir empujando el crecimiento de la economía colombiana". Expresó que la venta de Isagén se hace en momentos en que el país "comienza a recorrer las vacas flacas y con grandes restricciones de carácter fiscal y son la vivienda y la infraestructura los dos sectores que están sacando la cara por la economía". "Estos recursos que deja la venta de Isagén, servirán como respaldo al plan de proyectos de las autopistas de cuarta generación, cuyo costo total es de 70 billones de pesos", apuntó Ferrer.