La vicefiscal general de la Nación, María Paulina Riveros, presentó un informe que da cuenta del aumento de la violencia intrafamiliar y las agresiones contra las mujeres en todo el país.


Riveros advirtió que por errores judiciales, se podría estar presentando una disminución de las sanciones para los responsables de feminicidio porque está siendo tipificado como un delito diferente.


“En algunos casos la tipificación del feminicidio se está modificando por la de tentativa de homicidio y hay una serie de adecuación típica que nos preocupan en cuanto pueden significar descenso en las condenas de los responsables”, señaló.


Según la funcionaria, las cifras sobre violencia intrafamiliar han aumentado y no son alentadoras.


“En casos de violencia intrafamiliar puedo decirles que se ha presentado un aumento de más de 20 mil casos en las entradas efectivas entre 2014 y 2015, lo cual manifiesta un incremento de la conducta delictiva misma o un mayor número de denuncias”, indicó.


Y dijo: “en el año 2016 la violencia intrafamiliar fue el tercer delito de mayor denuncia en el país después del hurto y lesiones personales”.


La vicefiscal afirmó que los reportes sobre acusación y condena por violencia sexual en el país bajaron, lo cual tiene muy preocupados a los operadores de justicia.


“La Fiscalía no ha estado en capacidad de comprobar que se dan los requisitos para que una persona pueda ser acusada por este delito y eso tienen que ver con la prestación de los servicios de salud al inicio, porque esa es la prueba que nos permitirá llegar a una acusación”, manifestó.