Cargando contenido

Foto: RCN Radio



Ex militares, ahora hacen parte de empresas que decidieron apoyar su proceso de rehabilitación y recuperación, tras haber sido afectados en combate.

El destino hoy seguramente será Estados Unidos o un país en Europa. A pesar de estar sobre una silla de ruedas, el cabo segundo del Ejército Alexander Ibarra, llegará hasta cualquier lugar del mundo a través de un computador, identificando cuales son las ciberamenazas que pueden afectar los sistemas de su empresa.

“Tener más seguridad en una empresa o en cualquier negocio que uno tenga o conforme, ya usted va a poder proteger sus datos, la información general que usted tenga para evitar que sea suplantado por medio de otros medios como un hacker”, indica.

El cabo Ibarra fue alcanzado por un artefacto explosivo y hoy hace parte de los uniformados que si bien no podrán seguir con lo que habían planeado en su carrera militar, si cumplirán otras metas profesionales. Es lo que asegura Cristina Carrizosa, directora de la Corporación Matamoros.

“Son muchachos en una edad promedio de 23 años que entraron al Ejército como una alternativa de vida y generalmente mantenían a sus hogares, a su mamá, a su mujer o a sus hijos y quedan en esa edad con su proyecto de vida destruido”, revela Carrizosa.

Como el cabo Ibarra otros 105 uniformados, víctimas del conflicto armado fueron capacitados en seguridad informática, por expertos de la empresa Frontech, representantes de Eset en Colombia, y hoy ven un nuevo futuro en su vida laboral.

“Beneficia mucho porque uno día a día va mejorando, día a día uno se va preparando más y teniendo conocimientos y es lo importante”, afirma el sargento primero Anibal Muñoz.

Además de la capacitación, los uniformados han logrado ocuparse gracias al sector privado. Es una forma de superar lo que en un principio parecía el final de sus sueños.

“Hemos logrado emplear a varios muchachos a través de distintas entidades que nos piden o empresas que nos piden personal con discapacidad, para ellos es un renacer”, agrega Cristina Carrizosa.

La seguridad informática, un tema de actualidad mundial, es ahora la alternativa de las víctimas del conflicto armado en Colombia muchas de las cuales aún buscan, a pesar de las circunstancias, una oportunidad para no ver truncados sus proyectos.