Esta semana será definitiva para que en el Huila se defina la continuidad de la operación del Programa de Alimentación Escolar que se viene incumpliendo en diferentes centros educativos de la zona rural del departamento. Una reunión prevista el jueves con los delegados de la Bolsa Mercantil de Colombia, los tres operadores del Programa y la Gobernación del Huila, permitirá conocer el futuro de este importante programa que beneficia a los niños de escasos recursos que obtenían una alimentación adecuada. César Augusto Serrano Quimbaya, director del Departamento Administrativo de Contratación de la Gobernación, confirmó que las fallas radican en el incumplimiento en la prestación del servicio de restaurantes escolares por parte de los tres operadores, pero no en la entrega de alimentos en descomposición. “Se analizará cada uno de los aspectos, y de allí saldrá una decisión de si -de esos incumplimientos- puede decretarse la terminación del incumplimiento del servicio que prestan los operadores”, precisó Serrano Quimbaya. El servicio de alimentación escolar fue contratado a través de la Bolsa Mercantil de Colombia, y cobija 132 mil 279 estudiantes de 36 de los 37 municipios del Huila (solo se excluye Neiva. Pitalito está incluido, a pesar de ser Municipio certificado en materia educativa).