Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Viviane Morales pide investigar crímenes contra Marcha Patriótica para no afectar diálogos

La exfiscal Viviane Morales manifestó que se necesitan garantías para el movimiento Marcha Patriótica porque el tema es esencial en el proceso de paz que se adelanta en La Habana, entre el Gobierno y las Farc.

Morales precisó que sin lugar a dudas este es un tema fundamental en medio de las negociaciones con la insurgencia, porque no puede haber un proceso de paz si no hay garantías para todos.

"Es urgente que las autoridades investiguen y aclaren los crímenes cometidos contra los miembros de la Marcha Patriótica, empezando por identificar los autores intelectuales para no repetir la tragedia que se dio en los años ochenta con la Unión Patriótica (UP), la cual fue un verdadero genocidio", indicó.

La candidata al Senado por el Partido Liberal fue enfática en que si el Estado no es capaz de darle garantías, en vano se habla de terminación del conflicto y si la sociedad no aprende a ser tolerante con las diferencias, no puede decir que merece la paz.

La exfiscal precisó que "justamente este fin de semana el presidente (Juan Manuel) Santos dijo a un periódico español que 'imaginaba a las Farc, una vez dejaran las armas, en el Congreso de la República'. Esta posición es congruente porque independiente de si llegan a ganar o no las elecciones, la resolución pacífica del conflicto implica garantizar a todos la vida y el derecho de expresión, así piensen muy distinto, porque esta fue la razón de sentamos a negociar".

Morales considera que si el Estado no es capaz de brindar garantías, en vano se habla de terminación del conflicto, y si la sociedad no aprende a ser tolerante con las diferencias no puede decir que merece la paz.

Las declaraciones de la aspirante al Congreso se producen ante el alto número de homicidios de integrantes de la Marcha Patriótica los cuales ascienden a 29, según denuncias de la exsenadora Piedad Córdoba.

Dijo que "es necesario preguntarse qué pasa con el Estado y si le falta fortaleza para investigar y con la sociedad, porque aún hay mucha hostilidad para cierto tipo de expresiones. Aunque no compartamos algunas ideas, en una democracia es válido que existan".

"Si estamos pensando en resolver el conflicto con negociación, eso implica que quienes antes estaban alzados en armas, aunque piensen muy distinto de la mayoría de la gente, tendrán derecho, ya no por la fuerza, sino con argumentos a presentar sus ideas", enfatizó.