Inundados y sin el servicio de agua potable de encuentran los habitantes de la zona rural de los municipios de Yaguará y Altamira, en el Huila, que debido a las fuertes lluvias tuvieron graves afectaciones en sus viviendas, vías y sistemas de acueducto. El comité de emergencia  en el departamento confirmó, que la rápida reacción de las familias y las autoridades locales hizo que varias de ellas fueran evacuadas y se evitara una tragedia mayor. Orlando Garzón coordinador de la oficina de gestión del riesgo, ratificó permanecen muy atento monitoreando los diferentes ríos y quebradas luego que fuera declarada la alerta amarilla en los municipios de Aipe, Neiva y La Plata por deslizamientos de tierra. Los bomberos confirmaron que trabajan fuertemente en estas comunidades atendiendo a las familias que resultaron damnificadas, mientras se busca a través de carrotanques ofrecerle agua a estas comunidades que reclaman las ayudas humanitarias.