Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El ‘zar’ de la chatarra declarará contra otros implicados por desfalco a la Dian

Foto: Cortesía Dijin de la Policía



Un juez de la República aprobó un principio de oportunidad a James Arias, denominado como el ‘zar’ de la chatarra e investigado por importaciones y exportaciones ficticias de chatarra desde Venezuela para evitar el pago de impuestos a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

El procedimiento se da por los delitos de falsedad en documento público y lavado de activos, ya que la Fiscalía detiene la acción penal contra Arias durante 12 meses a cambio de colaboración efectiva con la justicia.

El 'zar' de la chatarra entregó a la Fiscalía bienes y dinero en efectivo por un valor cercano a los 300 mil millones de pesos, de igual forma se comprometió a delatar a empresarios y otras personas involucradas en el desfalco a la entidad, a través de operaciones comerciales ficticias.

El ’zar’ de la chatarra entregó a la Fiscalía bienes y dinero en efectivo por un valor cercano a los 300 mil millones de pesos, de igual forma se comprometió a delatar a empresarios y otras personas involucradas en el desfalco a la entidad, a través de operaciones comerciales ficticias.

Por esta razón Arias deberá pagar una multa de 30 mil millones de pesos a la Dian ante la evasión continúa de impuestos, además de no declarar en su totalidad las transacciones que realizaba.

Por esto hechos el señalado pagaría una pena cercana a los 10 años de cárcel como parte del proceso de negociación con la justicia, esto tras avalarse en su favor el principio de oportunidad.

De igual forma James Arias tiene un preacuerdo con la Fiscalía por los delitos de concierto para delinquir agravado, enriquecimiento ilícito, fraude procesal y contrabando, procedimiento que también debe ser avalado por un juez de la República.

Los engaños a la Dian se produjeron por beneficios tributarios a través de los cuales Arias lograba ser eximido de impuestos, registrando la salida y entrada al país de material reciclado durante varios años e incluso por una cantidad menor a la estimada para evitar la declaración tributaria.