La EPS Cafesalud explicó que la medida tomada por la Superintendencia de Salud que autorizó el retiro voluntario de 4 departamentos (San Andrés, Amazonas, Vichada, y Córdoba) y de 598 municipios, es acertada para garantizar la atención de los usuarios. Según explicó el gerente de la EPS, Juan Carlos Giraldo, el retiro de esas zonas "representa menos del 5 por ciento de nuestros actuales afiliados y les permitirá que se beneficien con los servicios de las EPS que ya están estabilizadas en la operación en sus localidades". El traslado de los usuarios empezará a partir del primero de octubre a otras EPS, las cuales seguirán con las atenciones que los usuarios requieran. Sin embargo, Denisse Silva, vocero del movimiento Pacientes Colombia que agrupa afiliados de la EPS Cafesalud, aseguró que la medida anunciada por la Superintendencia de Salud es "improvisada" y manifestó que el proceso de traslado aún es desconocido por la mayoría de afiliados. "No se está realizando conforme a la ley porque los pacientes debían ser informados con 30 días de anterioridad", dijo. El vocero de Pacientes Colombia le pidió al superintendente de Salud escuchar a los usuarios afiliados a Cafesalud, pues aseguró que con esta medida se está favoreciendo a la EPS, asimismo manifestó que el superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz, debería renunciar.