Foto cortesía: Mil Colores Para Mi Pueblo


Unas 240 fachadas de las casas del municipio de La Susana, Antioquia, fueron intervenidas artísticamente a través de la iniciativa 'Mil colores para mi pueblo', que busca reparar a las comunidades afectadas por la violencia en Colombia.


Según explicó Edwin Rodríguez, gestor del proyecto, "este tipo de iniciativas como 'Mil colores para mi pueblo', que llevamos a cada rincón de Colombia, ha hecho que personas retornen a su territorio, que la reconciliación sean un tema en la mesa y que cada vez mas territorios sean motivo de conversación por el trabajo que se viene realizando en él".


Con mensajes como “las mujeres de mi tierra somos frutos del amor”, “somos semillas del mañana”, “somos corazones llenos de esperanza” y “somos la gente que florece en la Susana”, los habitantes de esta regiones transformaron sus lugares de vivienda afectados en años anteriores por la violencia.


La idea es que en el 2018 lleguen a otras regiones del país, entre ellas, Cartagena del Chairá, Caquetá; Bojayá, Chocó y Corinto, Cauca.