Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

"Mataron" a Osorio

[imagewp:39489] Foto AFP



"Mataron" a Osorio

No se sabe si fue un complot. Tampoco si el, se equivocó de medio a medio.
Lo cierto es que la única víctima del 7-0 de Chile a México, en los cuartos de la Copa del Centenario, es el entrenador colombiano, que lleva unos ocho meses de actividad al frente de la selección de ese país.
Osorio, patrón de las rotaciones, que le dieron resultado en su dilatada carrera, es castigado en forma inclemente por medios, periodistas, ex técnicos, ex futbolistas, artistas, humoristas, políticos, aficionados de toda calaña, de todo México, que encuentran en el, a la excusa perfecta para desahogarse. Pocos jugadores han sido tocados por esas lenguas sabias, que surgen tras este penoso episodio, y que además habían anticipado lo que estaba por venir. Había una prevención total. Y se les dio.
El fútbol no es una ciencia cierta. Por el contrario, es un juego en el que hay tres posibilidades, y la cuarta, perder humillado, como pasó.

El 7-0,que es el peor resultado Mexicano en una competencia oficial, en una noche poco lúcida. Su equipo que completaba 22 invictos, de la mano de Miguel Herrera, Tuca Ferreti y los 11 partidos del ciclo de Osorio, no lo esperaba ni el más recalcitrante hincha Austral. El propio Juan Antonio Pizzi, técnico de los chilenos, confesó que este accidente del fútbol no muestra la diferencia entre ambos seleccionados. Mucho más, porque hacía 16 días, México le ganó a esta misma Chile 1-0 en el último amistoso antes de la ingrata Copa.
Cuál es el camino futuro?
Osorio, quedó demolido, como la mayoría de los jugadores de la selección que -curiosamente- no jugó de verde, lo hizo de blanco, por los temas contractuales de los patrocinadores. Marcharse ahora, no parece lo más sensato. La dirección de selecciones le ha dado un tímido respaldo, pero lo que viene es ya. En septiembre para entrar al hexagonal final de Concacaf, jugará ante El Salvador y Honduras, la misma de Jorge Luis Pinto. México está dominando invicto su cuadrangular, pero es otro nivel, distinto al duelo ante los sudamericanos.
Otros creen que, Juan Carlos, se atreverá a dar un paso al costado, por el significado de haber dirigido el día más negro de una selección local en su país, o estadios como el de Santa Clara, California, que a los 20 minutos del segundo tiempo con el 0-4 se quedó vacío.
La sensatez no existe nunca en un desastre de este tamaño. Pero la memoria de lo bueno que se ha hecho, si, pensamos debería prevalecer. Por lo menos ese segundo aire, antes del hexagonal que arranca a final de año, debería dar ese margen de maniobra. Eso sería lo justo y correcto.