Foto: AFP



Las redes sociales chinas se han llenado estos días de insultos y quejas contra el futbolista argentino Carlos Tévez, quien declaró en una entrevista en su país que los siete meses que pasó jugando en China fueron unas vacaciones.

"Estuve siete meses de vacaciones en China"


"Tiene muy mala moral y mucha cara" o "es una basura, demasiado poco profesional" son algunos de los mensajes (más suaves) que los aficionados chinos lanzaron contra el astro, quien fue fichado hace un año por el club Shanghái Shenhua en lo que entonces fue el fichaje más caro en la historia.

El futbolista, quien acaba de volver al club de sus amores, el Boca Juniors, declaró al canal argentino TyC Sports que las críticas recibidas por parte de los fanáticos chinos fueron válidas.

"Está bien, porque estuve siete meses de vacaciones. Es lo que uno tiene que pagar por no haber estado a la altura. Cuando entraba a la cancha mi cara demostraba que no sabía ni lo que hacía ahí", admitió Tévez.

Los seguidores no se tomaron muy bien estas declaraciones y lanzaron cruentos insultos contra el futbolista, deseándole que sufra tragedias y asegurando que "es una desgracia para el fútbol de Argentina".

"Mi sueldo en un año no puede alcanzar lo que gana en una hora", apunta un seguidor, mientras que otro dice que "este tío en cualquier sitio piensa en engañar con un contrato grande y luego volver a Boca y después salir de nuevo a engañar con otro contrato grande".

En su presentación hace unos días, Tévez explicó que regresaba a su país porque quiere ganar la Copa Libertadores de este año y que todavía sueña con jugar el Mundial de Rusia con la camiseta albiceleste.

El 'Apache' debutó en Boca Juniors en 2001 y dejó el club cuatro años más tarde para fichar por el Corinthians.

Tras pasar por el West Ham, el Manchester United, el Manchester City y el Juventus, regresó al Xeneize a mediados de 2015. A fines del año siguiente fichó por el Shanghái Shenhua por dos años.

"Quiero darle las gracias al club chino por poder liberarme y poder hoy estar de vuelta en casa y disfrutar esto que es lo más lindo", apuntaba el futbolista en su presentación.

Tévez llegó a Shanghái para jugar dos temporadas pero su adaptación a China no fue la esperada y sufrió polémicas lesiones, sobrepeso y fuertes críticas por parte de la afición.

Durante sus siete meses en China, el jugador solo marcó cuatro goles y estuvo la mitad de partidos sin jugar por lesiones o decisión técnica.

Por: EFE