La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) levantó la suspensión del laboratorio francés de Châtenay-Malabry después de la contaminación de muestras detectada a finales de agosto, confirmó a la AFP la Agencia Francesa de Lucha Antidopaje (AFLD).

La propia AFLD había señalado esa contaminación, debida a muestras sobre 'bodybuilders' con alta concentración de esteroides. Ello provocó la suspensión de los análisis en el seno del único laboratorio antidopaje francés.

"Durante una auditoría realizada en el lugar los días 4 y 5 de diciembre de 2017, la AMA constató que las acciones correctivas puestas en marcha por el laboratorio desde la primera semana de septiembre impiden cualquier nuevo problema con el incidente señalado el pasado 28 de agosto", explicó la AFLD.

"Los auditores no detectaron ningún otro problema que justifique el mantenimiento de la suspensión", añadió la agencia francesa.

La suspensión había supuesto un duro golpe para el laboratorio de Châtenay, obligado a enviar sus muestras al extranjero para hacerlas analizar en otro laboratorio acreditado por la AMA.

Tomado de AFP