Cargando contenido

El capitán de aquel Nacional recordó el título de la Libertadores en el 89.

Alexis Garcia levantando la Copa Libertadores con Nacional
Alexis Garcia levantando la Copa Libertadores con Nacional

Este año se cumplen 60 ediciones de la Copa Libertadores y Colombia solo ha podido coronarse en tres ocasiones. Se pueden discutir miles de cosas, pero la primera, esa que Atlético Nacional consiguió hace 30 años, es el título más especial por el contexto que vivía el país. 

Al menos así la recuerdan los héroes de aquella corona que un 31 de mayo de 1989 lograron levantar en el estadio El Campín, de Bogotá, ante la mirada de todos los ciudadanos que lograron tener un bálsamo; en vez de pasarse las manos por la cara para limpiarse la sangre que corría por todos lados, se quitaron las lágrimas de alegría.

Vea también: Maturana, el arquitecto de una Libertadores que marcó a la Selección Colombia

"Fue la época de los magnicidios, de la bombas, de los problemas sociales, entonces la gente se escudaba o se animaba cuando nosotros ganábamos, o éramos un paliativo para la sociedad”, recordó Alexis García, el capitán de ese Nacional que quedó grabado para la eternidad.

Hoy todavía son muchos los recuerdos que atraviesan la mente del actual técnico del Deportivo Pasto, pero todos los rememora con una inmensa alegría.

“Lo primero que se me viene a la cabeza es una anécdota después del partido con Olimpia (la ida de la final). Estábamos perdiendo 2-0 y el equipo salió con la cabeza muy abajo y triste, pero yo salí contento, brincando, me miraron como raro. René (Higuita) me dijo que si me había fumado algo, molestando”.

Alexis García recordó el título de Nacional en la Libertadores del 89

Alexis confiaba en la remontada.: “Ya somos campeones”, le dijo al guardameta “porque en Medellín nosotros volteamos ese resultado. Después fue en Bogotá pero tenía la certeza de que lo íbamos a cambiar”.

Eso sí, en el partido de vuelta, Alexis casi tuvo un momento de sufrimiento porque falló su penalti en la tanda definitiva para definir el campeón. Sin embargo, el optimismo que tenía la plantilla verdolaga supo canalizar la decepción en esas oportunidades.

"Cuando boté el penalti sentí verraquera, sentí desazón, sentí que había tomado la decisión incorrecta. Pero sirvió porque cuando volví a la mitad estaba Leonel Álvarez y estaba feliz. Le dije que por qué estaba tan contento y me dijo: “porque lo botó el capitán, ya no tenemos presión. Y eso al final de algo sirvió”", sostuvo. 

Pero la final no solo fue el momento más complejo para Atlético Nacional. Según García, las series contra Millonarios y Racing de Argentina también fueron difíciles.

“Hubo tres partidos muy complicados: Racing, Millonarios y la final. Millonarios porque pensábamos que el que ganara iba a ser el campeón, y el otro fue ante Racing, en Avellaneda, muy bravo ese partido”, dijo en diálogo con Antena 2. 

Historias tras el título

El Nacional, durante esa época, vivió momentos difíciles y de gloria. Uno de los episodios que más recuerda Alexis es el día en el que hinchas de Racing no los dejaban bajar del bus e intentaron agredirlos con bates e insultos . 

“Casi no nos dejan bajar del bus, los hinchas con bates, con su presión, con sus cosas. Y dije: "donde está la situación de violencia es en nuestra ciudad y nos vamos a cagar de miedo aquí, no, vamos" y llamé a René y nos bajamos. Logramos llegar al camerino un poco estresados pero con una verraquera por dentro”.

El otro recuerdo que no es tan bueno a la hora de hacer memoria de ese título es repasar la nómina y ver que uno de los pilares, Andrés Escobar, se tuvo que ir prematuramente por un hecho que todo el fútbol colombiano aún llora.

Le puede interesar: Andrés Escobar, un jugador que no se borra de la memoria en Nacional

Al borde del llanto, así recuerda Alexis a Andrés: “La gente creía que Andrés era demasiado serio, pero era él quien hacía reír. No dejaba dormir en las tardes antes de un partido, pero paradójicamente se ponía nervioso en esos momentos, pero llegaba la hora del partido y era el más tranquilo. Ahí estaba el ‘Caballero del Fútbol’ y el amigo que nos sacaba del estrés”.

Sin duda para el fútbol colombiano el triunfo de Atlético Nacional fue la base para tener un cambio de mentalidad y saber que el país podía competir de igual a igual internacionalmente.

La Libertadores nos devolvió la confianza, nos hizo saber que éramos capaces, en un país que en fútbol no habíamos ganado nada. Estábamos viviendo del 4-4 con Rusia en el Mundial de no sé cuándo, que fue un hecho bonito, pero ya era muy viejo. Ese fue el primer triunfo internacional de verdad que tuvo Colombia”, contó el ahora DT del Pasto.

Finalmente, el capitán de la primera Libertadores para Colombia dio su consejo para que este título regrese al país, sirviendo de paso para triunfar en la vida:

“Para ganar la Copa Libertadores, para ganar el torneo colombiano y para ganarle a la vida se necesita convicción. La capacidad de saber que el éxito está hecho pequeños fracasos. Que es mentira que lo contrario al éxito es el fracaso. Lo contrario al éxito es la mediocridad y el conformismo, pero los pequeños fracasos cuando los sabes gestionar al final, te van a redundar en éxitos grandiosos”.

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido