Foto tomada de la cuenta en twitter @rfef



La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) decidió este martes aplazar la asamblea general prevista para el jueves en la que se iba a fijar el calendario de la Liga de la próxima temporada, tras la detención de su presidente, Ángel María Villar.

"Las reuniones de los órganos señaladas para los días 19, 20 y 21 de julio de 2017 quedan aplazadas hasta nueva fecha", anunció la RFEF en un comunicado oficial.

La RFEF tenía previsto reunir a su junta directiva el miércoles, antes de celebrar el jueves la Asamblea General, en la que, entre otros temas, se iba a fijar el calendario de la próxima temporada de la Liga española.

La Federación ha tomado esta decisión tras la detención este martes de su presidente, Ángel María Villar, su hijo Gorka, el vicepresidente federativo, Juan Padrón, y el secretario de la Federación Tinerfeña de Fútbol, Ramón Hernández Baussou.

La justicia española sospecha que los detenidos pudieron haber cometido "delitos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental", según un comunicado de la Guardia Civil.

Villar, también vicepresidente de la UEFA y de la FIFA, habría impulsado la celebración de partidos de la selección española, principalmente amistosos, buscando "contraprestaciones para la contratación de servicios y otras relaciones comerciales en beneficio de su hijo", según la Guardia Civil.

Según varios medios españoles, uno de ellos sería el encuentro celebrado en junio de 2016 en Corea del Sur.

Por su lado, Padrón también habría impulsado la contratación de empresas "de las que habría obtenido un beneficio propio", al tiempo que junto a Baussou habría desviado fondos de la federación tinerfeña hacia una sociedad gestionada conjuntamente por ambos.

Tomado de AFP