Cargando contenido

Arsenal empató con Chelsea en el Emirates Stadium. Foto: AFP



Un gol de Héctor Bellerín en el descuento evitó la derrota del Arsenal, que empató 2-2 ante Chelsea, y desbancó de la segunda posición al conjunto londinense en el que brilló Marcos Alonso con un gran partido y su sexta diana del curso.

En el minuto 85, cuando el lateral izquierdo español del cuadro de Antonio Conte hizo el 1-2, todos los focos parecían destinados a apuntar a un hombre que tal vez Julen Lopetegui podría incluir en alguna lista de la selección española. Por los méritos que acumula esta temporada, no sería extraño.

El lateral español sigue en racha en la que es sin duda una de sus mejores temporadas desde que es profesional. Su tanto a Arsenal, en el minuto 85, parecía vital para no ceder el segundo puesto a Manchester United.

En total, y en el ecuador del curso, Marcos Alonso suma seis dianas, las mismas que consiguió la temporada pasada en todas las competiciones oficiales. Además, es el defensa más anotador de la Premier League. Su evolución a lo largo de los años es prometedora y sin duda es una de las grandes figuras de la competición inglesa.

Sin embargo, Héctor Bellerín amargó su noche y, ya de pasó, enmendó su propio error y que costó un disgusto a su equipo. Justo después del primer gol de su equipo, en el minuto 63 obra de Jack Wilshere, cometió un penalti clarísimo sobre Eden Hazard que podría haber evitado. El centrocampista belga no perdonó y empató el choque con 22 minutos por delante.

La acción de Bellerín frenó al equipo de Wenger, que hasta ese momento se había mostrado con más chispa y alegría que Chelsea. No estaba jugando excesivamente mejor, pero sí estaba un escalón por encima de su rival.

El empate de Hazard espoleó a los hombres de Conte y, después, el gol de Alonso, tras una jugada entre el brasileño Willian y el italiano Davide Zappacosta que cerró el lateral español con un remate desde dentro del área pequeña, parecía que acababa con el debate por el segundo puesto.

Sin embargo, apareció Bellerín cuando todo parecía finiquitado para soltar un zapatazo desde fuera del área que dio un punto al Arsenal y quitó dos a Chelsea, que aún pudo llevarse la victoria en el minuto 94.

Álvaro Morata, que ya había fallado un mano a mano ante Petr Cech en una segunda parte en la que ocurrió casi todo, volvió a errar ante el portero checo en una acción clarísima que después recogió Zappacosta para lanzar la pelota al larguero. Ese fue el final de un duelo trepidante que hizo más líder al City: el equipo de Guardiola saca quince puntos al segundo, ahora el Manchester United.

Por EFE.